La obra de arte ya no es única, original e irrepetible. Alternativas al copyrigth

La fotografía convierte al arte en “cosa de este mundo”. Partimos de esta pequeña frase de José Luis Brea, en el marco del Curso “Arte y Cultura en circulación” . La reflexión viene a colación de la discusión que se plantea respecto a quién es artista y, por lo tanto, puede reclamar una especial protección jurídica. La fotografía es un fenómeno del Siglo XIX, pero su masificación es obra de los avances del siglo que pasó. El inicio de la “era de la reproductibilidad técnica” de la que hablo Walter Benjamin es una de sus consecuencias. El surgimiento de la fotografía liberó además a la pintura de su designio renacentista de ser un “reflejo de la realidad”. Desde entonces, ante la existencia de un ojo mecánico más fiel que el ojo de cualquier artista plástico, la pintura inició el recorrido de un camino cuya bandera consistiría en crear un “arte por el arte” y que desembocaría en el (controvertido) arte contemporáneo.

Pero retomemos la reflexión citada. Indudablemente la relación autor-público se ha visto alterada por la creación de nuevas posibilidades tecnológicas de creación, las posibilidades de reproducción y de circulación de las obras. La obra de arte ya no es única, original e irrepetible como lo es la clásica pintura de caballete. Sin embargo, la regulación jurídica del arte sigue aún cimentada en esa vieja concepción decimonónica. Y, más aún, las tendencias que marcan la mayoría de las regulaciones nacionales e internacionales intentan hacer entrar por la fuerza las nuevas realidades en aquellas viejas ideas. De este modo, se continúa con el antiguo concepto de que el artista, para “beneficiarse” de la protección jurídica, debe crear obras de arte que han de ser puramente “originales”, a la imagen de aquel artista romántico del Siglo XIX que creaba ab initio, desde la nada, y lo que lo convertía en alguien especial muy cercano a un dios. Las nuevas licencias gestadas por Creative Commons, resultan superadoras de esta vieja idea, haciéndose eco de la cada vez más nutrida colaboración creativa entre creadores de incluso diferentes disciplinas. Estas licencias permiten lícitamente crear una nueva obra a partir de otra plantea además la necesidad de revisar las viejas ideas de plagio, otro de los bastiones fundamentales del copyrigth.

Por otra parte, parece que claro que las obras de arte ya no son únicas e irrepetibles (o irreproducibles). La masificación de las posibilidades tecnológicas de copia a bajo costo ha dejado sin respuestas válidas a las viejas regulaciones del Derecho de Autor cimentadas en el concepto de “obra/ejemplar único”. Ante ello, la distinción de copia con fines comerciales y no comerciales se presenta como un clarificador punto de inicio. Mientras tanto, los grandes capitales vinculados a industrias culturales bregan por una limitación cada vez mayor de la posibilidad de copia, con el objetivo de lograr que la obra de arte conserve su calidad de única, y, convertida en mercancía, pueda circular (libremente) por el mercado a valores más altos.

Pasemos ahora a analizar un ejemplo para notar las posibilidades que ofrecen las licencias “abiertas”. La obra fotográfica que ilustra esta publicación se titula “Shimmer”, de “T alteder art” y se encuentra publicada en el sitio www.everystockphoto.com, que presenta una gran cantidad de fotos bajo diferentes tipos de licencias de Creative Commons. De acuerdo a la voluntad del autor –quien ha decidió romper con el “monopolio” que asegura el clásico copyright–, la presente imagen ha sido otorgada bajo una licencia de “atribución”, lo que significa que puede ser publicada, y aún modificada, siempre que se reconozca y mencione al primigenio autor. Por otra parte, se asegura la posibilidad de copia libre y gratuita por cualquier persona, lo que –como advertimos– rompe con uno de los pilares fundamentales del sistema que sustenta el actual Derecho de autor. Para más información, podemos visitar Creative Commons Argentina.

 

 

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s